Estudiando Psicopatología del desarrollo me crucé con una de las definiciones de esta «palabrota»: psicopatología.

«La psicopatología no es una condición que “se tiene” o con la que “se nace”; es el “resultado de un proceso evolutivo que resulta de las sucesiva adaptaciones de los individuos en sus ambientes a lo largo del tiempo, dónde cada adaptación proporciona la base para la siguiente”.

– Sroufe, 2009

De esta definición se desprenden muchos conceptos de los cuáles tomaré dos (con el fin de compartir mi reflexión de hoy): (1) adaptación (o regulación) del individuo a los distintos ambientes, y; (2) proceso, por la temporalidad de los distintos «ambientes».

En cuanto a adaptarse…

Según la psicobiología o la psicología evolutiva u otras disciplinas que estudian la leyes y fenómenos naturales que rigen en la vida, una de ellas la Gestalt la contempla cómo una de la básicas y fundamentales, es la ley de la autorregulación organísmica o la ley homeostática. (Hablo de ella en uno de mis artículos «Más allá del dolor» que encontraréis en mi web)

Esta ley declara que un organismo vivo tiene la capacidad «natural» de autorregularse y adaptarse.

Por ejemplo, un árbol que más tarde es tapado por un gran edificio y homeostáticamente extenderá sus ramas para seguir siendo alimentado por la luz solar. Y puede que la incapacidad de adaptarse a ésta nueva situación lleve al árbol a enfermar o a su muerte, sea por la difícil circunstancia o por su incapacidad adaptativa.

En cuanto al proceso….

Por ello, me parece de lo más interesante concebir todo como un proceso. Y cuando me refiero «Todo» me refiero desde el árbol hasta tu relación con tu vecina Maria Antonieta o con tu mala relación con Papá o tu malestar, ansiedad…

Entonces te planteo el siguiente ejercicio mental:

Traduzcamos la definición de «psicopatología» de Sroufe a «tu vivencia de la ansiedad»:

«La ansiedad no es una condición que “se tiene” o con la que “se nace”; es el “resultado de un proceso evolutivo que resulta de las sucesiva adaptaciones de los individuos en sus ambientes a lo largo del tiempo, dónde cada adaptación proporciona la base para la siguiente: la ansiedad.

Y funciona igual si lo sustituimos por «tu mala relación con Papá»:

«Tu mala relación con Papá no es una condición que «se tiene» o con la que «se nace»; es el resultado de un proceso evolutivo que resulta de las sucesivas adaptaciones de los individuos en sus ambientes a lo largo del tiempo, dónde cada adaptación proporciona la base para la siguiente: tu mala relación con Papá

Lo que quiero transmitir es que muy probablemente esa incapacidad de «adaptarse» en el «proceso» sea el origen de la ansiedad, o nuestra mala relación con Papá, debido a una de nuestras partes inconscientes que no «tiene» la capacidad adaptativa.

Generalmente, la ansiedad y la depresión tienen un origen emocional, lo cual muy pocas veces lo atribuimos así, más bien se atribuye a ciertas circunstancias ajenas a nosotros. ¿De qué no nos estamos haciendo cargo?

Irvin Yalom, explica que en su consulta muchas veces la gente le explicaba situaciones muy complejas connotando la mala suerte y desgracia que tenían que vivir esa persona, pero Yalom le retornaba algo así como:

«Entiendo que es una situación difícil, aquí en terapia no podemos hacer nada para remediarlo pero si quieres podemos hablar de cómo has llegado a esta situación…» y añadía, «si del 100% de este problema hay un 1% que es responsabilidad tuya, hablemos de ello…»

Y por ello, siento que ayuda a entender «Todo» o «Lo que me pasa» como un proceso, y ayuda a:

  • Relativizar.
  • Tomar una posición en relación a la situación.
  • Tomar acción, aunque sea del 1%.

Estos puntos, la Gestalt, lo llama «Ciclo de la Necesidades» que hablaré en otro artículo, pero que básicamente es una práctica de la consciencia para poder ejercer de forma adulta y saludable toda nuestra capacidad adaptativa y homeostática.

Si todo es un proceso, más te vale responsabilizarte de tu parte de éste proceso, el tuyo.

– Marc Franch

La psicoterapia es el mejor lugar para empezar y entender profundamente la importancia de tu momento vital de tu proceso personal.

La primera sesión al 50% , para seguir con tu desarrollo. Sea lo que sea que vivas en este momento, solo es el resultado de un proceso evolutivo de cada adaptación que será la base para la siguiente…

Artículo escrito por: Marc Franch , terapeuta Gestalt .

¿no sabes qué necesitas en tu vida para sentirte mejor?

Sabemos como ayudarte,  clica aquí