Recupera las riendas de tu vida, aprendiendo a vivir más consciente y más en paz.

Reserva la 1ª sesión de terapia gestalt al 50% (valorada en 60€)

Pide tu cita ahora
  • ¿Te cuesta decir “no” o poner tus límites?
  • ¿Piensas demasiado lo que piensan los demás de ti?
  • ¿Por no frustrar a los demás, no eres honesto contigo mismo?
  • ¿En general prefieres pasar desapercibido?
  • ¿Necesitas ensayar demasiado o controlar lo que vas ha hacer?

¿Todo esto te provoca ansiedad?

No pienses que eres el único que se siente así. Todos el algún momento de nuestras vidas necesitamos un acompañamiento terapéutico,
y entiendo que suele costar mucho dar el paso.
Lo ideal sería que todo el mundo pudiera hacer su proceso personal de autoconocimiento.
Nadie se imagina lo que puede cambiarte la vida, si te conoces mejor a ti mismo. Es la clave para vivir en total coherencia con quién eres, con tus emociones y acciones.

¿Qué encontrarás en nuestro espacio?

¿Porque es tan importante hacer terapia?

Un acompañamiento a un proceso de cambio y crecimiento desde la cercanía, de un tu a tu. Sin juicios y comprensión, desde una total confidencialidad. Tanto para trabajar la conciencia, saber cómo gestionar emociones, y transitar duelos. Un espacio personal donde cuidarte, vaciarte y descargarte de tensiones.

¿Qué conseguirás en Gestalt Terapia BCN?

  • Encontrarás tu fuerza interior, sabiendo posicionarte sin tener que buscar aprobaciones externas, estarás seguro de lo que haces y de lo que eres.
  • Vas ha empezar a cambiar cosas, actitudes que serán más acordes con tus sentimientos y creencias, siendo más honesto contigo mismo. Estarás donde quieres estar
  • Sabrás gestionar de una manera sana tus emociones, sin dejar que te afecten tanto. Por lo tanto ansiedades y demás, serán cosas del pasado
  • Descansarás mejor, y podrás ocuparte de tus cosas y de ti mismo. Dejarás de controlarlo todo. Dejarás de preocuparte por los demás, y te ocuparas más por ti.
  • Sentirás que llevas las riendas de tu vida. Ya no te afectara lo que piensen de ti.

Testimonios

Susana, Barcelona

“Mi experiencia ha sido como una terapia de choque. Me ha enseñado cual es el verdadero camino para ser feliz y auténtica. He ganado conciencia, crecimiento y aceptación de mí, de mi vida, mi educación, mi familia. He podido reconocerme como mujer libre e independiente.
Me ha ayudado a valorarme, quererme, darle sentido de donde vengo y quién soy, viendo de donde venían actuaciones, actitudes, manías y roles familiares que me condicionaban para poder valorarme o actuar con decisión. A hacer las cosas con el corazón poniendo conciencia sin condicionamientos de nada ni de nadie. He encontrado mi fuerza interior para seguir creciendo día a día.
Una experiencia que recomiendo a todo aquel que esté perdido en su vida.”

Anabel, Barcelona

“Empecé la terapia Gestalt entre ataques de pánico y tristeza a causa del sufrimiento que me auto imponía inconscientemente yo misma y que venia derivado de experiencias pasadas en las que me basaba siempre para etiquetarme y juzgarme sin piedad. Estaba acostumbrada a vivir en cualquier momento que no fuese el presente y eso me pasaba factura con una fuerte ansiedad continua. Un tiempo de terapia después, os puedo decir que esto funciona, que he crecido como persona, he tomado conciencia de mi vida y me he convertido en la protagonista de ésta, desentrañando mis neuras y sabiendo que es lo que me ha llevado a interiorizarlas hasta convertirlas en mi comportamiento habitual, para así librarme de ellas”

Inés, Málaga

“Antes pensaba que la terapia era para los que tienen problemas. Como yo no tenía ningún problema “serio” siempre pensé que no era para mí. Vamos, ni me lo planteé. Un día hablando con una buena amiga me contó que ella hacía terapia Gestalt. Me contó cómo le estaba yendo y me lo recomendó. A mí me pareció genial para ella pero no lo veía como algo para mí. Sencillamente no me veía tan mal como para tener que ir a terapia. Pasaron unos años y me fueron pasando cosas. Gracias a esta amiga empecé a observar que parecía haber una relación clara entre mis fases de alto estrés y mis enfermedades. Eso me hizo reflexionar. (…)  Yo tenía que cambiar. Necesitaba aprender a vivir la vida con más calma. Así que le pedí el contacto a mi amiga y llamé (…) Yo iba con la mente muy abierta y con muchas ganas de aprender. Él supo ver rápidamente cuáles eran mis “problemas” (o neuras, cómo él las llama) y con su “saber hacer” pausado y cargado de humor empezamos a vernos una vez por semana para trabajar. (…) Miro hacia atrás y veo cómo estaba hace un par de años y al compararlo con cómo me siento ahora me siento orgullosa de nuestro trabajo juntos y sobre todo…¡Feliz!”

Pedro, Barcelona

“No exagero en absoluto si afirmo que la terapia Gestalt que realizo en Bcn Gestalt me ha cambiado la vida. La explicación es sencilla: antes era esclavo de mis neuras, mis inseguridades, mis incapacidades… y entraba en bucles destructivos de los que no lograba salir. Desde que inicié mi proceso terapéutico, poco a poco, mediante el conocimiento de uno mismo y el análisis de la realidad desde perspectivas diferentes a las que uno acostumbra a mantener, he ido tomando las riendas de mi propia vida, mejorando enormemente problemas concretos, aumentando mis energías y recursos para seguir creciendo y, lo que es mejor, cada vez de forma más autónoma. En resumen: mi calidad de vida se ha visto multiplicada exponencialmente. Soy mucho más feliz y me siento mucho más preparado para afrontar los retos de mi vida, para vivirla en paz y para disfrutarla de un modo que antes era incapaz. Abrirme camino en el crecimiento personal ha sido la mejor decisión que he tomado jamás, el mejor regalo que me he ofrecido nunca. Además de todo lo comentado con anterioridad, hay muchas otros beneficios que son imposibles de incluír en estas pocas líneas, que van experimentándose a medida que se avanza en el camino y que son aplicables al presente, al día a día. Es por este motivo, sumado al hecho que es uno mismo el que determina la dirección y el ritmo de su propio proceso, que este viaje de crecimiento, pese a tener momentos duros y difíciles, es muy reconfortante interiormente. Es alimento para el alma. Es vida.”

Pide tu cita ahora

Terapia individual